stranger-things_cine-angular

La distancia entre un fenómeno televisivo y el siguiente se ha reducido tanto como la superficie que ocupa el Amazonas en Brasil. El atiborre de productos en las muchas plataformas que ahora existen lo ha facilitado, sin tiempo apenas para que repose la serie anterior en la mente de los espectadores antes de acometer el siguiente asalto. Stranger Things.

Póster Stranger Things
Póster Stranger Things

Stranger Things, una creación de ciencia ficción con elementos paranormales, terror y cultura popular de los 80 en la América profunda, una combinación que ha generado emoción, debate y un imparable boca a boca que a buen seguro se estará reflejando en los números de audiencia. Netflix, la dueña de la serie, de momento -y como ya es costumbre-, los mantiene a buen recaudo.

Millie Bobby Brown es parte de ese frenesí, una joven de 12 años nacida en Marbella y con nacionalidad británica que lleva una trayectoria de impresión. Ha sido parte de Intruders, una serie de la BBC, de Once Upon a Time in Wonderland, de NCIS, Modern Family y Anatomía de Grey.

En parte por eso los hermanos Duffer, Matt y Ross, creadores de la serie, la elegieron para esta historia ambientada en Hawkins, Indiana, en 1983. Brown hace de Eleven, una niña misteriosa con el pelo rapado cuyos poderes psicoquinéticos juegan un papel importante en tratar de encontrar a un niño desaparecido tras su encuentro con un ente extraño.

Escena Stranger Things
Escena Stranger Things

De momento han sido ocho capítulos y medio mundo da por hecho que habrá segunda temporada, aunque nadie se atreve a mojarse, y menos que nadie, la pequeña Millie. “Solo sé que nos llegan muchos mensajes pidiéndonos seguir y que todo es posible“, comparte con EL MUNDO con actitud muy profesional. “Pero la verdad es que no tenemos ni idea”.

Sí se explica lo que está pasando por la calidad de la ficción y sus muchas ramificaciones. “La serie tiene muchos géneros y eso la hace atractiva. Hay ciencia ficción, romance, humor y un thriller de fondo. Es normal que la gente esté enganchada”.

Cuenta además con una renacida Winona Ryder como protagonista, la madre del joven desaparecido, que ha vuelto con fuerza. Brown la ve como un modelo a seguir, “una persona humilde, absolutamente increíble como actriz, humilde, graciosa y profesional”. Pese al peso de ésta como estrella del Hollywood de los 90, el rol de Brown impresiona casi más que el de ningún otro personaje, enigmático y terrorífico al tiempo. Es el bicho raro, un papel que le obligó a cortarse el pelo. Sus padres se oponían.

“Nunca he estado nerviosa para nada ante este nuevo reto”,

Escena Stranger Things
Escena Stranger Things

reconoce. “Siento que es algo que puedo hacer, y algo que adoro hacer, por lo que sería ridículo estar nerviosa. Lo veo como una oportunidad maravillosa y voy a aceptar todo lo que me pongan por delante”.

Todo pasa por esa segunda temporada, que aún no tiene luz verde oficial por parte de los ejecutivos de Netflix. “Espero mantenerme con vida en las siguientes temporadas, y si lo consigo, espero ser más malota y más loca que nunca. Creo que voy a ser un caso mental y no me preocupa que me quite tiempo de poder hacer otras producciones. Estoy centrada totalmente en esto”.

Los Duffer, por su parte, no pueden estar más satisfechos con Brown, su capacidad de adaptación y su disposición incluso a cortarse el pelo cuando sus padres temían por la cantidad de papeles que podía perder. “Por fortuna, eso ocurrió cuando estaba saliendo Mad Max: Furia en la carretera al mercado y le enseñamos una foto de Charlize Theron. Parecía una tipa dura y dijo que sí”.

El corte de pelo duró 10 minutos y su padre se puso a llorar cuando la vio. Una anécdota más de una actriz que pasó sus primeros años en Marbella, de padres británicos instalados en el sur de España. De aquella etapa tiene recuerdos agridulces, triste por la muerte de su abuelo pero “feliz” por celebrar su vida. Eso sí, de español ni una palabra, como el personaje de la serie. Habla poco pero impresiona mucho.

cineangular

Relacionado

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *