161811

Sí, totalmente. Lo que estamos viviendo pasará a la historia como la era dorada de la televisión. Así como el cine la tuvo en su momento. Ahora vemos a grandes directores de cine y a grandes actores de cine haciendo televisión porque se hace una televisión magnífica hoy en día. Se hacen unas series fascinantes, con unos presupuestos increíbles, que permiten a grandes directores y actores lucirse, lucir su trabajo.

Precisamente acabo de hacer una serie para History Channel, SIX, y hemos trabajado con tres directores que han estado nominados al Oscar. Para hacer un capítulo de 45 minutos. La directora de Boys Don’t Cry, Kimberly Peirce, ha dirigido el tercer capítulo de SIX, y es una obra de arte. Para los actores ahora es el mejor momento para serlo. Porque ya no hay barreras, se están difuminando. Del idioma, de las temáticas… Hoy en día es fabuloso.

¿Es una buena noticia para el cine que las plataformas como Netflix también produzcan películas?

Es una noticia maravillosa. Porque te saltas el paso más difícil, con todos mis respetos, de lidiar con los exhibidores y distribuidores. A ellos no les importa el esfuerzo de, por ejemplo, haber invertido dos años en hacer una película. Sólo los números. Si no funciona el fin de semana, se cambia y como si nada. Ahora eso se acabó. Lo que tienes es que tener un buen producto, un buen contenido, presentarlo a una plataforma y te olvidas. Antes era un vía crucis hacer cine.

¿Crees que es una sensación compartida con la gente que trabaja en la industria?

Hay de todo, sin duda. Los grandes nombres, James Cameron, Steven Spielberg, ya hablaban de ello no ahora, si no hace un par de años. Por ejemplo, Netflix puso parte del dinero de la secuela de Tigre y Dragón. El cine va a ser un evento más elitista, donde vivir una experiencia en una sala en la que se mueven las sillas, te lanzan olores, en 4D… Se va a volver eso. Pero el resto de películas las vas a poder ver en tu teléfono móvil, en tu tablet, en tu ordenador. Eso es parte del avance del mundo y no tiene absolutamente nada de malo.

juan-poablo-raba

¿Prefieres un proyecto que guste muchísimo al público o un proyecto que cautive a la crítica pero que no tenga muy buena acogida por los espectadores?

Es complicado. A mí lo que me gustan son los proyectos que cautivan a la industria. Porque es la gente con la que yo más hablo, realmente. El público es un cariño fantástico, la crítica es más un tema de ego, pero cuando haces proyectos que gustan a tus compañeros de profesión, a tus colegas actores, eso es lo más bonito. Creo que es lo que más satisfacción te da porque haces algo que le gusta mucho a la gente que se dedica a lo mismo.

¿Cuál es tu serie estrella de Netflix?

House of Cards. Que en muchas cosas se me parece además a 7 Años, porque también es conversación. En House of Cards hay muchos giros de trama y cosas muy espectaculares, pero realmente es una serie de mucho diálogo. Es maravillosa.

De Alicia P. Ferreirós

cineangular

Relacionado

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *